CENOTES DE YUCATÁN

Yucatán es conocido por sus cenotes. Son charcos profundos que ocurren en formaciones de roca caliza. Algunos tienen techos de roca con un pequeño agujero, otros están abiertos hacía el cielo. Los que están casi completamente cerrados tienen sólo una escalerita que baja hasta una plataforma instalada en el centro del charco. En la mitología maya, se cree que esas son las entradas a la Xibalba, el submundo.

Hoy en día ayuden a la tribu maya de hacer algo de dinero. La mayoría de los cenotes está ubicada en propiedades familiares, permitiendo a la gente de cobrar una pequeña cuota de entrada de 20 a 30 pesos, que se convierte aproximadamente en 1 o 1,5 euros. Dado que muchos de los cenotes se encuentran en zonas muy remotas, otros utilizan ciclomotores convertidos para llevar a la gente de un cenote a otro. Esto se llama una ruta de cenotes. Se te permite traer tu propia comida y bebida, siempre y cuando no dejes basura. Es la forma perfecta de pasar todo el día al sol para bañarse en un cenote de vez en cuando.

Empezamos nuestra ruta en Homún, donde los amigos de la familia de la amiga de mi amiga (lo siento) nos llevaron en el ciclomotor convertido de la foto a la izquierda. Al salir del pueblo, nos encontramos con un montón de vacas que no se parecían en nada a las vacas europeas. Me encantan sus orejas grandes y caídos. Como puedes ver en la foto de la derecha, los caminos por los que viajamos son muy irregulares, lo que hace que el viaje sea un poco incómodo. Pero tener la brisa cálida soplando a través de tu cabello mientras escuchas buena música lo compensa.

El primer cenote al que fuimos se parecía mucho a una piscina. No estaba cubierto por un techo de roco, así que entraba mucha luz solar. Por eso el agua estaba lo suficientemente caliente para nadar. Aprovechamos al máximo el columpio que estaba sujeto a la roca. Muy elegante, ya sé. Los otros cuatro cenotes sólo tenían pequeños agujeros en el techo. Normalmente había una escalera que permitía llegar a una plataforma en el centro del charco. La forma en que la luz del sol se filtraba a través de los agujeros era hipnotizante. Pero el techo de roca también significaba que el agua estaba mucho más fría, y no era tan cómoda para nadar.

Realmente puedo recomendar hacer una ruta de cenotes, porque es una forma muy relajante de ver algo muy típico de la zona. Además, apoyas a la gente local en sus pequeños negocios.

3 thoughts on “CENOTES DE YUCATÁN

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s