SEGOVIA

Tras mi último día de clase fui a Segovia con unos amigos míos para celebrar el fin de la universidad y para disfrutar del buen tiempo que hizo este mismo día. (No prestéis atención a las nubes en esta foto, os prometo que estaba calentito ese día.)

Me imagino que toda la gente que sabe un poco sobre la historia del país conoce Segovia por su acueducto. Y no es de sorprender, ya que es una construcción romana de hace más de 1800 años. Llevaba agua a la ciudad de las montañas en su alrededor. Lo que se ve en esta foto es la parte más visible de todos los 17 kilómetros que recorre el acueducto.

Sin embargo, hay otras cosas que ver en esta ciudad: la catedral, por ejemplo. Es una construcción enorme, pero elegante.

No entramos. Teníamos planes de ir al castillo al otro lado de la ciudad. No fue fácil llegar allí, dado que casi nos atropellaron tres taxistas diferentes dentro de 10 minutos. Son muy estrechas, las calles de Segovia.

Al llegar al Alcázar nos decidimos subir a la torre. ¡La vista desde allí realmente vale la pena!

Cuando visito una ciudad, normalmente me gusta hacer un tour guiado para saber más sobre ella. Pero en Segovia era perfecto que no lo hicimos, porque pasamos uno de los últimos días juntos, mis amigos y yo.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s