CASTILLA Y LEÓN

Saliendo de la ciudad de Salamanca, tenía la oportunidad de ver paisajes diferentes de la meseta, el altiplano en el centro de España. Aunque los campos se parecen muchísimo a los en Austria, hay algunas diferencias: son llanos, a sus lados hay árboles que tienen aspecto de arbustos encima de troncos. Muy divertido.

Cerca de Salamanca no hay montañas, pero si te vas un poco más lejos, hacia el sur, el este, el norte o el oeste, da igual, hay sierras cubiertas de árboles y las más altas todavía están tapado con nieve.

En esta foto estoy disfrutando de la vista sobre las montañas, que siempre me dan la impresión de estar en mi hogar. La puesta del sol coloreaba toda la Ciudad Rodrigo dorada, las piedras de un color naranjo muy intenso. ¡Precioso!